La Finca

Las casas de Barcelona forman parte de una extensa explotación familiar de origen musulmán. Con más de 350.000m2 esta posesión rural se extiende desde el torrente de Bunyola hasta lo alto de una bella colina de campos aterrazados con muros de piedra. En este entorno rural magnífico, de bancales de piedra milenarios, los corderos pastan entre cultivos de algarrobos, olivos y almendros.

La Casa

Con una presencia imponente, nuestra villa rural se levanta sobre una gran terraza mirador que domina las vistas sobre el valle de Bunyola y el paisaje montañoso de la Serra de Tramuntana.

Las edificaciones actuales datan de principios del siglo XX y se organizan alrededor de un gran patio empedrado que acoge cálidamente al visitante.

Estas construcciones se han modernizado recientemente para ofrecer el máximo confort a nuestros huéspedes. Hemos procurado conservar la esencia y el encanto de las antiguas casas señoriales rurales cuidando especialmente aquellos detalles que le confieren un carácter auténtico y único.

La casa se distribuye en dos extensas plantas y dispone de 6 dormitorios dobles (12 Personas), todos exteriores y dotados de baño privado, varias zonas de estar, aire acondicionado, gran comedor y cocina con lavandería equipada y despensa. Todas las estancias son espaciosas, frescas y luminosas, ofreciendo un ambiente íntimo y tranquilo. Barcelona está rodeada por amplias terrazas y jardines, dónde se sitúan el comedor exterior y la barbacoa, la piscina y el solárium con impresionantes vistas.

La casa es ideal para el disfrute y descanso de grupos y estancias familiares. Finca Barcelona es el lugar perfecto para pasar unos días de vacaciones y sentir la historia y la autenticidad del paisaje rural Mediterráneo.

Finca Barcelona, tu sueño rural en Mallorca.